Veraneante o viajero. China // Artículo

Mi último viaje a China, añadido ya a la lista, además de permitirme conocer este fascinante país, me ha dado la posibilidad de re-descubrirme un poco más como viajero.

488240_10151054603576232_1866867174_n

Sobre China, destacaría:

– Aprender algo de chino antes de hacer el viaje, aunque sean 100 palabras.

–  Transporte: las guías se inflan a decir que es caótico. Un poco, pero no hay para tanto, es un país en el que se puede improvisar y moverse con con relativa rapidez.

– Beijing merece 4 o 5 días, más que por sus atractivos por vivir su diversidad y sus calles… una de mis ciudades favoritas, sin duda. Déjate llevar por el caos y la locura colectiva… al final te adaptas y te acaba gustando.

– Gran Muralla China: vale la pena, por supuesto. Evita cualquier viaje organizado a la misma, descubre como llegar en autobús, y lo más importante: evita, si puedes, zonas pobladas por turistas. Nosotros estuvimos en Huanghua.

– Longji Terrace (bancales de arroz): muy recomendable realizar la excursión de Ping’an a Dazhai. Es auténtica y no se atreven tantos turistas como los que encuentras en Ping’an!

– Yangshuo: plagado de turistas pero una excursión de un día para ver el paisaje y montar en una balsa de bambú (les va mucho el bambú) es imprescindible.

– Hong Kong: si vas a estar más de 2 días, altamente recomendable visitar la isla de Lantau, con el Gran Buda.

Si te sobra tiempo puedes visitar ciudades sin turistas, descubrirás que eres un extraterrestre para los chinos.

En fin, este tipo de viajes acaban de perfilar tu ADN: eres veraneante o viajero? Aquí algunos tips para los futuros viajes que me deparan:

ACTITUD DEL VIAJERO:

Valentía: el engaño al turista es un clásico en muchísimos países, juegan con tu desconocimiento y a menudo también se te ofrecen packs turísticos, aprovechando tu anhelada seguridad y confort, que no hacen más que quitarle emoción y desnaturalizar tu experiencia viajera. La única forma de solucionarlo es siendo igual o más valiente que el que se atreve a intentar timarte: regatea, di que no si hace falta 50 veces, tómate el tiempo que necesites para analizar y decidir, no te sientas presionado, confía en tu instinto.

Apertura y curiosidad: pequeños detalles, conversaciones con otros viajeros o con autóctonos, momentos inesperados que no aparecen en una guía… son aquellas cosas que pueden hacer de tu viaje algo más que un país más en tu lista.

Disruptividad: aporta tu toque diferencial a los destinos: todos los turistas se hacen fotos de la misma forma en las mismas atracciones. Innovar y hacer algo que recuerdes toda tu vida puede aportarte un poco más de felicidad.

Planificación vs improvisación: hay quien se prepara cada actividad en un excel diario, reserva todos los hoteles y trae fotos de otros antes de hacer las suyas. Otros que no llevan ni guía y van improvisando sobre la marcha. Cada uno descubre su forma de viajar: la planificación puede permitirte ver más cosas y no perder el tiempo, la improvisación te puede aportar bonitas sorpresas.

EN LA MALETA:

Medicamentos: yo ya tengo mi lista.

Calzado: of course que no pese, ráscate el bolsillo.

Mochila vs maleta: antes de llevar mochila piénsatelo 2 veces. La mochila sólo te va a servir en aquellos viajes en los que tengas que ir por la montaña sí o sí. En caso contrario, la imagen del mochilero es tentadora, pero una buena maleta puede ahorrarte dolores de espalda, especialmente si la mochila pesa más de 10 kilos.

Poco peso: con la experiencia uno va entendiendo que un 20% de lo que pones en una maleta / mochila es prescindible. El peso debe calcularse, y recomiendo hacer la maleta en 2 momentos: momento de confección, dejar pasar unas horas, y momento recorte.

Brújula: siempre llevo encima mi brújula, hay situaciones en las que los mapas no son suficientes para orientarte al salir de un metro, al subirte a un autobús del cual no estás seguro si va hacia la zona que tú esperas, salir de un mercadillo inacabable…

Ipad o similar: muy recomendable, especialmente para los freaks de internet como yo. Apenas pesa, y hoy en día hay wifi en todas partes. Te permitirá descargar fotos, reservar el próximo hostel, buscar información sobre aquello que has visitado o vas a visitar, llamar a tu madre, etc.

Guía y libros en formato digital: aquí puedes ahorrarte una gran cantidad de peso, ¡descárgate la Lonely Planet (la guía más conocida por los viajeros) y adelante!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s