Las entrevistas perfectas no sirven para NADA // Artículo

Últimamente estoy centrando gran parte de mi trabajo a selección. Sí sí, en tiempos de crisis buscamos y contratamos a personas.

No me extenderé sobre el tema, simplemente quiero dar cuatro apuntes sobre ideas que me vienen a la cabeza.

La primera, cuidado con el descubrimiento, es que se trata de una auténtica ciencia. Encontrar a la persona, detectar aspectos sobre su personalidad y sus competencias profesionales y analizar si puede encajar o no… en ocasiones parece un puzzle de difícil solución.

Es verdad que la situación es delicada para muchas personas que se encuentran paradas. El pasado viernes, en el curso de inteligencia emocional al que asisto, conocí a una mujer. Al finalizar la clase me contó desde una visión totalmente humilde cómo había ocupado puestos de directora financiera (tiene unos 50 años) y debido a la crisis no encontraba nada, no encuentra nada. Me pareció una persona inteligente, muy responsable y trabajadora y con una gran experiencia… En definitiva, está estudiando dietética, algo totalmente nuevo para ella, a la vista de poder montar una tienda o algo por el estilo (qué remedio, ¡parar y reflexionar!). Como esta persona, las hay a montones…

Aún así, quiero ser crítico. Señores, hay que ponserse las pilas: sabiendo el gran número de competidores existentes para un futuro puesto de trabajo, hay que trabajar en mil y una estrategias para destacar. Ejemplos: escribe en un blog, escribe correctamente tu currículum (¡por dios!), date de alta en Linkedin… existen muchas formas de ganar visibilidad en un proceso de selección.

Y cuando llega el momento de la entrevista, si me pides consejo en calidad de candidato, te diría muéstrate como eres. Nada más, yo busco autenticidad, para nada entrevistas perfectas (aquellas en las que el candidato responde de forma impoluta a todas las cuestiones sin mostrar su verdadera esencia). Las entrevistas perfectas no sirven para NADA, porque no existen ni personas ni empresas perfectas. Siempre intento transmitir lo positivo de mi organización, pero también aquellos factores presumiblemente negativos, y eso es lo que debe transmitir el candidato. Cuéntame aspectos personales que se puedan contar: hobbies, anécdotas, curiosidades, inquietudes… sonríe, la energía positiva es fundamental para todo, y of course para que un entrevistador se fije en tí.

En definitiva, como dice Jerry Maguire, ”ayúdame a ayudarte“.

http://www.bubbleofchange.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s