Una brújula, por favor // Artículo

Después de digerir con ciertas dificultades la puesta en marcha postvacacional, creo estar preparado para volver a escribir en blogs.

Por las mañanas tengo dificultades para parecer una persona normal. Estoy a cero de energía, y digamos que no disfruto del placer de la mañana. Es algo que me gustaría cambiar y que intento combatir los fines de semana. Para ello, sábado y domingo siempre me dispongo a realizar mi ritual del desayuno: ir a la panadería a comprarme un croassant o una ensaimada, normalmente acompañado por mi pareja, después a comprar el periódico y finalmente tomo asiento en el bar de los chinos para tomar un café con leche en vaso, como los abuelos.

Todo esto lo explico para decir que ayer estuve leyendo un artículo sobre orientación profesional, o reorientación profesional, of course, en tiempos de crisis. Ahora todos reinventamos cosas en este nuevo escenario, y si no lo hacemos, copiamos lo de hace dos años y pegamos con un “en tiempos de crisis”.

Todas nuestras actividades y profesiones son de naturaleza humana, y eso implica que siempre estarán llenas de imperfecciones. Últimamente la profesión de RRHH me produce cierto vértigo, y es que ya no lucho por impulsar una dirección y una cultura orientada a valores profesionales, tampoco nos podemos focalizar en el desarrollo competencial de las compañías. Solamente estoy batallando contra la falta de sentido común, principios y valores. Parece mentira, al finalizar el master no me lo explicaron esto. Y lo más preocupante no es pelearme con perfiles “bajos”, sino en puestos de toma de decisión. Es una lástima y a uno le cogen ataques de “allí os quedáis”. En fin, estamos llenos de imperfecciones y aunque nunca nos lo advirtieron, tampoco nunca nos dijeron que esto sería fácil.

A lo que iba, el artículo habla sobre el planteamiento de preguntas cómo: ¿qué te gusta hacer? ¿qué te apasiona?, ¿qué te hace vibrar?, ¿qué harías con tu tiempo si no tuvieras la necesidad de trabajar?, ¿qué valor añadido puedes aportar?, ¿de qué manera puedes ser útil?, etc. Muchas preguntas. En algunos casos (privilegiados), estas preguntas son de fácil respuesta. En otros, echo de menos una figura en las escuelas y universidades que estimule a los jóvenes de hoy para encontrar respuestas. En esta vida es muy importante sentir que estás en tu camino, y en este mundo de locos, existen muchísimas personas que no tienen respuestas y que sufren por no tenerlas. No es tan fácil saber qué valor añadido puedes aportar, no es nada fácil ser consciente de tus habilidades y competencias profesionales.

Todo se reduce a conocerse cada día un poco más, y para ello es importante estimularnos. ¿Una forma de hacerlo? Haz teatro, a través del teatro puedes vivir muchas vidas, escoge con cuál te quedas.

http://www.bubbleofchange.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s