“Para parecer otra persona, tienes que ser tú mismo”. Hanif Kureishi // Reseña

El trabajo de actor es un trabajo muy curioso. Intentas convencer a la gente de que eres otra persona, de que ése no eres tú. Pero, para conseguirlo, hay que hacer lo siguiente: cuando encarnas a un personaje, cuando representas a alguien que no eres tú, tienes que ser tú mismo. Para lograr que ese ser ajeno a ti parezca real tienes que recurrir a tu auténtico yo. Un gesto fuera de lugar, una nota equivocada o cualquier otra cosa fingida y el público te cala tan deprisa como a un católico desnudo en medio de una mezquita. Cuanto menos te alejes de ti al actuar, mejor que mejor. Para parecer otra persona, tienes que ser tú mismo.

Éste es un fragmento de “El buda de los suburbios” de Hanif Kureishi.

Siempre he sido una persona inquieta, y desde hace un tiempo me preguntan qué me ha cogido con esto del teatro. Es muy sencillo, la interpretación me facilita explorar cada día una parte diferente de mí.

El teatro nos permite redescubrirnos, encontrar momentos sin tabúes, momentos en los que puedes expresar LO QUE SEA y CÓMO SEA. Y además, AQUÍ Y AHORA. El día a día es un sin fin de negaciones y privaciones…

El libro es maravilloso.

7732815482_6ef30d430f_b

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s